Cómo hacer un tornado en una botella

Como crear un tornado en una botella

¿Es momento de explicar en clase o en casa qué es un tornado y cómo ocurren? O por el contrario, es tu hijo un amante de los cambios meteorológicos y como se ocasionan?

Pues bien, el experimento científico de hoy es bien sencillo y fácil de llevar a cabo. Como sabemos, los tornados son una demostración brutal de la fuerzas de la naturaleza. En este experimento observarán el vórtice o centro del tornado, dentro de una botella.

¿Cómo se forma un tornado?

Los aspectos climáticos son siempre muy interesantes y espectaculares para niños y niñas de todas las edades, incluso a nosotros como adultos también nos fascina, cuando vemos en el cielo una fiesta de truenos o una tormenta eléctrica.

Pero, qué ocurre realmente para que se ocasione un tornado? En nuestra zona no se dan mucho los tornados, con lo que no estamos muy acostumbrados a verlos, pero también se dan.  Para que este fenómeno climático se dé, tienen que encontrarse varios factores: diferentes temperaturas y humedad.

El tornado se produce cuando hay un choque entre una masa de aire frío en altura con aire caliente en la superficie. Este choque crea una inestabilidad atmosférica provocando grandes tormentas como en el caso de la gota fría, muy dadas en la parte levantina y provoca en ocasiones tornados.

Con este experimento científico tan fácil y sencillo, van a reflejar dentro de una botella tan espectacular fenómeno atmosférico.

Materiales necesarios para crear un tornado

Materiales que necesitamos

  • Dos botellas de plástico
  • Dos tapones
  • Cútex
  • Pistola de silicona
  • Agua
  • Colorante alimenticio (opcional)
  • Trozos de papel de colores (opcional)

Desarrollo de la actividad

Lo primero que vamos a hacer es llenar de agua una de las botellas con la que vamos a llevar a cabo el experimento. Aproximadamente que esté 2/3 de su capacidad. Para que quede más vistoso podemos añadirle colorante alimenticio y trocitos de papel de colores. Nosotros cuando lo hicimos le echamos colorante de color rojo y papelitos de colores.

Conectamos nuestras dos botellas con un apaño que se le ocurrió a Luis. Cogió dos tapones y con un cútex hizo un agujero del mismo tamaño en los dos tapones. Luego los unió, creando así una tubería improvisada con dos roscas, con las que podíamos unir de esta forma las dos botellas. Los tapones los pegó con silicona líquida que previamente habíamos dejado calentando en la pistola. los dos tapones con silicona líquida, que previamente estábamos calentando con la pistola.

Una alternativa comercial y también barata, sino quieres realizar el empalme de los tapones es este tubo conector para las botellas.

Giramos las botellas en dirección las agujas del reloj varias veces. Colocamos las botellas en una mesa y observamos como se ha formado el tornado y su vórtice. A medida que la botella que está abajo se va llenando, observamos en la botella de arriba nuestro tornado.

Explicación del experimento del tornado

El vórtice que sea crea es un tipo de movimiento que hace que los líquidos y gases viajen en espiral cayendo hacía una abertura. La gravedad es la fuerza que empuja el líquido hacía el agujero y se forma el tornado.

Cuando agitamos el agua de dentro de la botella mientras la estás girando, se forma también el vórtice que parece un tornado en la botella. Este vórtice facilita la entrada de aire y permite que el agua fluya más rápido.

Los niños pueden observar el agujero en el centro del vórtice por dónde está saliendo el aire de dentro de la botella. Si no se girase las botellas y dejas fluir el agua por sí solo no ocurriría dicho experimento. !!Así que ahora toca probar!!

Este experimento científico necesita la supervisión y ayuda del adulto. Espero tu también lo lleves a cabo, tanto en el aula como en casa, y nos cuentes la experiencia de crear un tornado en una botella.

Interacciones con los lectores

Deja un comentario