Cómo hacer plastilina de chocolate

Como hacer plastilina de chocolate casera

Hace un par de semanas, buscando una receta de un bizcocho que quería hacer, se me ocurrió poder hacer una masa tipo plastilina para que Mario jugara. Las actividades con plastilina son muy beneficiosas, pero reconozco que la plastilina comercial que venden no me gusta nada. Tiene olor muy desagradable y luego se te quedan las manos con ese olor todo el día. Esta plastilina de chocolate huele de maravilla, conseguimos una textura genial y hace que te apetezca estar jugando un buen rato.

Es ideal para poder hacerla con nuestros peques, ya que es una receta rápida y ellos desde el principio pueden estar participando de su elaboración.

Ingredientes necesarios para hacer nuestra plastilina casera de chocolate

Lo que necesitamos:

  • 2 vasos de harina
  • 1/2 vaso de sal
  • 2 vasos de agua hirviendo
  • ½ taza de cacao en polvo
  • 2 cucharadas soperas de aceite de girasol

Al igual que en las recetas de cocina, primero combinamos los ingredientes secos en un cuenco, luego añadimos el aceite y el agua hirviendo.

Desarrollo de la actividad

Una vez nuestra masa esté ya algo más fría y se pueda manipular, vamos amasando sobre una superficie plana. En nuestro caso, Mario con sus primas colocaron la plastilina en una mesa dónde comenzaron a estirarla, aplastarla, amasarla, viendo como se volvía suave y elástica. Tuvimos que añadirle más harina porque aún se quedaba pegajosa entre los dedos. Si os pasa lo mismo, le añadis más harina y si está seca le añadis más agua, hasta encontrar la textura deseada.

Los tres primos estuvieron jugando durante toda la tarde y olía genial. Probaron la masa porque realmente olía muy apetitosa pero el sabor no es tan agradable. Si queréis también se puede añadir pegamento de purpurina o purpurina para hacerla más vistosa, pero ya de esa forma si que no es recomendable probar.

Amasando la plastilina casera de chocolate
Jugando lcon la plastilina casera de chocolate
Divertida tarde haciendo plastilina casera de chocolate

Con este tipo de actividades sensoriales con plastilina se consigue:

  • Aprender o reforzar conceptos matemáticos: ordenar, clasificar, identificar formas…
  • Desarrollan sus habilidades motoras más finas
  • Desarrollan y aumentan vocabulario
  • Potencia el juego mediante los sentidos
  • Fomenta su creatividad

Tiene una textura entre plastilina y slime. Las primas de Mario (9,11 años) disfrutaron de lo lindo con la actividad sensorial que había propuesto para ellos. Se la llevaron a su casa en un tupper y me comentaron que duró algunos días. La de Mario no la tapamos y al día siguiente ya estaba más dura.

Y tú, ¿ya estás preparando tu próxima plastilina?

Interacciones con los lectores

Deja un comentario