Crear un minimundo con luz negra

Minimundo con luz negra

Desde hace un tiempo nos estamos aficionando a jugar con luz negra o luz ultravioleta. Para quienes aún no conocen este tipo de luz, es una bombilla especial que emite luz ultravioleta.

Hay muchos materiales en nuestro día a día que fluorescen o brillan cuando son expuestos en una habitación dónde hay luz negra.

Puedes hacer una luz negra o luz ultravioleta de forma casera, o también puedes comprar una bombilla o lámpara de luz negra.

Nosotros ya la habíamos hecho de forma casera con una linterna, y tenía muchas ganas de conseguir una bombilla de luz negra o luz ultravioleta.

A través de la luz negra, facilitamos la exploración, alentando a niños y niñas procesos científicos mientras están creando, jugando, explorando…

Cuando nos llegó la bombilla, la colocamos en el salón y por muchos rincones, desprendían luces fluorescentes. De juegos de Eme, portadas de libros, anotaciones de mi escritorio…

¡Estábamos fascinados todos en casa!

Descubriendo objetos fluorescentes en luz negra

Materiales necesarios para crear tu minimundo con luz negra

En este apartado no voy a poner ninguna material en concreto, ya que esta actividad sensorial, surge de las cosas que tenemos por casa que son fluorescentes. No imaginaba que tuviéramos tantas cosas fluorescentes y seguramente las que aún no hemos descubierto.

Enciende tu lámpara de luz negra y haz que tu peque como buen detective busque objetos que brillen en la luz negra o ultravioleta.

Tiovivo brillando con luz negra
Jugar con objetos brillantes con luz negra

Desarrollo de la actividad sensorial con luz negra o luz ultravioleta

Ya que nuestro salón parecía Avatar, propuse a Eme preparar un mundo en la alfombra de juegos, con las cosas que íbamos viendo que brillaran con la luz negra.

Recordé que tenía un pañuelo con estrellas naranjas neón, así que tenía claro que iba a ser parte del escenario del minimundo.

Ciudad iluminada con luz negra

Eme traía de otras habitaciones posibles objetos si brillaban o no, exponiéndolos a la luz negra.

Preparamos una ciudad, dónde había farolas, carretera, animales iluminados… Fue una tarde mágica, envolvente y calmada, en dónde la exploración y creación más pura fueron las protagonistas.

Espero poder compartir con vosotros, todos nuestros experimentos científicos y actividades sensoriales que van a surgir con la luz negra, porque seguro son muchos…

Se nos abre un mundo de posibilidades color fluorescente. Y tú, ¿Te animas a explorar con nosotros?

Interacciones con los lectores

Comentarios

Responder a Anyelina Cancelar la respuesta